jueves, 7 de julio de 2016

Nettie Stevens, la genetista que descubrió las bases del sexo

Nettie Stevens, la genetista que descubrió las bases del sexo

Google ha decidido que Nettie Stevens (Vermont, 1861-1912) sea la protagonista del día con motivo del 155º aniversario de su nacimiento. El famoso buscador de Internet ha cambiado este 7 de julio su portada con una ilustración que hace referencia a la genetista estadounidense que descubrió el sistema XY de los cromosomas. Este hallazgo fue clave para explicar por qué una persona nacía hombre o mujer.
Nettie Maria Stevens revolucionó los campos de la embriología y la citogenética junto a los investigadores Edmund Beecher Wilson y Thomas Hunt Morgan. El trabajo de los tres sirvió para descubrir la conexión que hay entre los cromosomas y las características físicas. Aunque Nettie Stevens fue más allá al constatar que los cromosomas existen como estructuras parejas en las células. Antes se creía que eran largos bucles o hilos y la aportación de esta genetista puso fin a un largo debate.
La conclusión de Stevens afirmaba que los cromosomas son los encargados de determinar el sexo de los organismos y que ello dependía de las dos clases de espermatozoides: los que contienen el cromosoma X y los que poseen el Y. Si los primeros son los que logran fecundar el óvulo, de ahí surgirá una hembra, mientras que si son los Y dará lugar a un macho.
Aunque sea un descubrimiento del que aún hoy en día se hable en las escuelas, Nettie Stevens no lo tuvo nada fácil en su momento para triunfar. Ser mujer a mediados del siglo XIX lo complicó todo. Aunque fuera la primera de su clase de primaria en Westford, las barreras económicas le dificultaron el camino para acceder a estudios universitarios. Ella estaba convencida de que la ciencia era lo suyo y no cesó en su empeño. Trabajó como maestra de escuela y bibliotecaria durante más de quince años para poder ahorrar. Este segundo empleo fue el que le permitió estar al tanto de todas las novedades científicas que iban surgiendo. Finalmente a los 35 años pudo matricularse en la Universidad de Stanford en la licenciatura de genetista.
Tras terminar su tesis doctoral amplió su formación con estudios en fisiología e histología. Los brillantes resultados que logró en el equipo del biólogo Thomas Hunt Morgan le permitieron viajar por Europa y especializarse en zoología. Fue precisamente gracias a esto por lo que descubrió la presencia del cromosoma Y en varias especies de insectos como gusanos o escarabajos, los mismos que le acompañan en la portada de Google de hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario