miércoles, 25 de enero de 2017

Trump sigue usando su viejo Samsung Galaxy a pesar de las consignas del Servicio Secreto


El carácter de Donald Trump puede ser una pesadilla para los funcionarios encargados de asegurar su privacidad. Aunque la semana pasada se publicó que Trump había intercambiado su teléfono personal por un dispositivo cifradocomo el de Obama, el New York Times dice ahora que no fue así.

Según el reportaje, Trump continúa usando “su inseguro y viejo Android”: un Samsung Galaxy con el que suele actualizar de forma compulsiva sus menciones de Twitter —y que no está habilitado para recibir el tipo de información confidencial que maneja el presidente de Estados Unidos.
El New York Times señala que Trump pudo usar su smartphone personal para publicar este tuit desde la Casa Blanca:
If Chicago doesn't fix the horrible "carnage" going on, 228 shootings in 2017 with 42 killings (up 24% from 2016), I will send in the Feds!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) January 25, 2017
El teléfono de Trump ha sido motivo de controversia desde antes de la toma de posesión. No pocos periodistas, asesores políticos o congresistas conocen el número personal del magnate, por lo que es habitual que reciba llamadas directamente a su teléfono cuando alguien quiere sacarle información o proponerse para un puesto de gobierno.
También se cree que los tuits publicados por Trump desde “Twitter para Android”, estadísticamente más enfurecidos, están escritos personalmente por el presidente, y no por su equipo. Poco después de las elecciones, Trump dijo que le preocupaba quedarse aislado cuando le quitasen su teléfono personal como parte de su transición a la Casa Blanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario