viernes, 3 de noviembre de 2017

Qué dicen los documentos que comprometen a México en los archivos desclasificados sobre JFK



Entre los 2.891 documentos sobre el asesinato de John F. Kennedyque el presidente de los Estados UnidosDonald Trump, hizo públicos por primera vez a fines de octubre —para los más delicados habrá que esperar seis meses— hay varios que componen un capítulo especial en México.
La Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) no solo vigilaron a Lee Harvey Oswald en ese país, sino que también intentaron reclutar a agentes soviéticos, según publicó Leo Peralta en la edición local The Huffington Post.
"Los documentos liberados narran interesantes anécdotas sobre las técnicas de espionaje y la forma en que el gobierno mexicano procesaba las demandas de los órganos de inteligencia vecinos", sintetizó el periodista.
¿Lee Harvey Oswald recibió dinero en México?
Lee Harvey Oswald, detenido por la policía de Dallas y bajo su cuidado, fue asesinado por Jack Ruby el 24 de noviembre de 1963.
Lee Harvey Oswald, detenido por la policía de Dallas y bajo su cuidado, fue asesinado por Jack Ruby el 24 de noviembre de 1963.
Un documento confidencial del FBI, de marzo de 1964, muestra la búsqueda exhaustiva de un presunto pago que Lee Harvey Oswald, detenido por disparar contra el presidente Kennedy el 22 de noviembre de 1963 y asesinado por Jack Ruby dos días más tarde, había recibido en el Distrito Federal en forma de giro telegráfico.
Lo llamativo del proceso es menos que el dato, que nunca se confirmó, se originó en una fuente reservada, sino que la investigación en el área de seguridad del Banco de México, y luego en otras entidades, "sucedió sin pedimento judicial, ni comunicación formal con el gobierno mexicano", destacó el Peralta. "La búsqueda ocurrió en una época cuando los registros se hacían de forma documental".
Firma de Lee Harvey Oswald.
Firma de Lee Harvey Oswald.
En efecto, el documento detalla que el FBI contactó a Alfonso Frías en el Banco de México para preguntarle su se había registrado un giro para Oswald o "los alias O.H. Lee y Alex James Hidell" durante los dos meses anteriores al magnicidio.
El funcionario respondió cuatro días más tarde: había registrado los bancos Nacional, Mexicano, Comercial Mexicano, de Londres y México y las sedes locales del Bank of America y el First National City Bank, sin que se registrara un giro, cheque u otro documento, para Oswald o de él para otros. Y sin que se informara a las autoridades nacionales.
Entre los documentos desclasificados sobre el asesinato de JFK, se busca agentes locales entrenados en la Unión Soviética, y se intercepta correspondencia sin avisar a las autoridades.
Entre los documentos desclasificados sobre el asesinato de JFK, se busca agentes locales entrenados en la Unión Soviética, y se intercepta correspondencia sin avisar a las autoridades.
La CIA llama más veces que el cartero
Un despacho de la sede mexicana de la CIA, fechado cuatro días antes del homicidio de JFK, alude a un hombre identificado como Kiva/1, "un [elemento] del Partido Comunista de alta penetración en América Latina", quien había estado en la Unión Soviética (URSS) con fines instructivos. Kiva/1, presuntamente un ciudadano mexicano, había escrito o llevado una carta para alguien de nombre Rigoberto Cálix, a quien en el texto se llamaba "hijo", en el D.F. Pero la carta había sido interceptada, y su contenido había llegado a la oficina local de la CIA.
Como allí se hablaba de tres personas —Ernesto Delgado, Carlos Pineda y un tal J. Román— la agencia solicitaba información sobre ellas, en particular si habían viajado a la URSS. "Se entiende que la intercepción de la correspondencia la realizaron autoridades como el entonces Servicio Postal Mexicano", observó Peralta. "¿Por orden de quién?, ¿bajo qué autoridad?", preguntó.
El diplomático bebedor
La CIA en busca de una lista de bares en México, D.F.
La CIA en busca de una lista de bares en México, D.F.
Tanto la CIA como el FBI tenían la esperanza de obtener buena información del agregado militar de la embajada de la URSS en México, Valentin Bakulin. No porque el hombre fuera un doble agente, sino porque tenía la costumbre de ir de bar en bar, y en algún punto del copeo el alcohol podría debilitar sus defensas.
Con ese fin el FBI contactó a un representante comercial de American Airlines, Carlos Vejar Silva, quien residía en el mismo edificio que el diplomático bebedor y viajaba cada tanto a Oklahoma. La operación, que tenía el código ODENVY, corría en paralelo a otra de la CIA, KURBARK, que apuntaba a lo mismo.
En el documento la CIA se queja de que el FBI no compartió la información sobre el agente reclutado, y en el último párrafo reconoce que el FBI le proporcionaría al menos la lista de bares a los que solía ir Bakulin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Subscribe