miércoles, 20 de diciembre de 2017

El nuevo prototipo de dron autónomo de repostaje de Boeing parece sacado de un futuro gobernado por Skynet



Sobre estas líneas tienes el nuevo Boeing MQ-25. A pesar de sus estilizadas líneas y de su tamaño no se trata de un nuevo caza, sino de un avión de repostaje. Sí, el tipo de aeronave que llena el tanque de combustible de otras en pleno vuelo. Además, lo hará de manera completamente autónoma.

El MQ-25 es la propuesta de Boeing para un concurso del ejército en el que compite contra Lockheed Martin y General Atomics. La primera aún no ha presentado su propuesta. En cuanto a General Atomics, es la compañía fabricante de los drones MQ-1 Predator y MQ-9 Reaper, y su propuesta (abajo) va muy en la línea de estos.



La propuesta de General Atomics se parece más a los drones que conocemos

Los tres contendientes compiten por dotar a la Fuerza Aérea estadounidense de un sistema autónomo de repostaje en vuelo que doblará la autonomía de los cazas F/A-18 Super Hornet, Boeing EA-18G Growler, y Lockheed Martin F-35C. Aunque el ser invisible al radar no es un requisito para esta aeronave, parece que el modelo de Boeing tendrá un perfil bajo en ese sentido. La compañía es la única por el momento que ha presentado un modelo terminado. Planea probarlo desde un portaaviones en 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Subscribe