sábado, 16 de diciembre de 2017

UPS pierde una herencia familiar de 846.000 dólares. Ofrece a la familia reembolsar los 32 dólares de gastos de envío


Louis Paul Herbert esperaba con ansias el paquete de UPS que contenía su herencia familiar en un giro bancario. Sin embargo, el paquete nunca llegó. El hombre se ha quedado sin 846 mil dólares, aunque UPS le ha ofrecido sus disculpas y una compensación de 32 dólares por los costes de envío.
La historia comenzó el pasado mes de febrero, cuando Herbert estaba ultimando los detalles del testamento de su padre y fue a un establecimiento de UPS local donde esperaba un paquete de su hermana que contenía su parte de la herencia: un giro bancario de 846.000 dólares que nunca llegó.
Han pasado 10 meses desde entonces, y el dinero del hombre jamás ha sido reembolsado. Según le ha contado a la cadena CBC:
Yo estaba esperando en la tienda de UPS, alrededor de las 3 pm, que fue cuando me dijeron que los chicos entraron, pero no apareció mi paquete. Regresé en la noche. Nada ... y entonces me pregunté, ‘¿Qué le ha pasado a mi herencia?’
Imagen: UPS
Al parecer, Lorette, la hermana de Herbert, envió el dinero a través de UPS después de que el banco le aconsejara la fórmula del giro bancario como la forma más segura de enviar la gran suma. Además, el banco le garantizó que el dinero sería reemplazado si se perdía por el camino.
Sin embargo, las cosas no salieron del todo bien. Según ha explicado al medio un portavoz de TD Canada Trust:
Si bien el servicio de UPS es excelente en nuestra industria, desafortunadamente no somos perfectos. Ocasionalmente, ocurren pérdidas de paquetes. Nuestros registros indican que nuestro equipo siguió el protocolo a seguir en estos casos, y nuestros equipos de Operaciones y Seguridad completaron una búsqueda exhaustiva del paquete. Desafortunadamente, no pudimos localizarlo.
El servicio postal reembolsó a la hermana de Herbert los 32 dólares que le costó enviar el paquete perdido y envió una carta de disculpa. Obviamente, esto no resuelve el problema. Por su parte, el banco se niega a reembolsar el dinero a menos que Lorette haya firmado un acuerdo para recuperarlo en caso de que alguien cobrase el giro perdido.
La mujer dice que firmó dicho acuerdo, pero el banco no le ha pagado nada a nadie por dicho giro. Por su parte, Herbert no sólo está indignado, el hombre dice que ha agotado sus tarjetas de crédito y se encuentra en la ruina económica, “era mi herencia, y con ella me iba a jubilar. [GIZMODO]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Subscribe