miércoles, 7 de enero de 2015

5 razones para desear un procesador de 64 bits

La tecnología de 64 bits se conoce desde hace más de diez años en el área de ordenadores de mesa. Ahora se abre camino en nuestros bolsillos. Pero, ¿hasta qué punto mejora la potencia de nuestro smartphone? A continuación exponemos 5 razones para creer en los procesadores de 64 bits
qualcomm eye smartphone w
Qualcomm ofrece una amplia gama de procesadores de 64 bit. / © Qualcomm
Esta tecnología ha traído al sector de la telefonía móvil algunas de las ventajas técnicas que ya se encontraban en ordenadores de mesa y en arquitecturas mainframe durante casi una década. Es ahora cuando esta potencia de cálculo alcanza realmente a los smartphones, haciendo que podamos disfrutar de verdad de este tipo de rendimiento. Ahora bien, la pregunta que nos hacemos todos: ¿cuáles son las mejoras tangibles que voy a notar como usuario? 

1.- Más memoria, más ritmo de trabajo

El aumento del espacio de direcciones que se asocia a la arquitectura de 64 bits abre las puertas a la memoria utilizable. Antes, el límite era 4 GB, y ahora aumenta hasta unos convenientes 16 EB (exabyte), esto es, cerca de cuatro mil millones de veces más. El hecho de que los nuevos dispositivos se están estabilizando en los 8 GB o 16 GB de memoria interna hará que notemos el beneficio. Entre ellos, el de poder utilizar varias aplicaciones abiertas sin disminuir para nada la velocidad.

2.- Mayor seguridad

Con el apoyo de un número mucho mayor, serán posible cifrados aún más complejos. Cuanto mayor es la longitud de la clave, más difícil será de descifrar. El "dispositivo de encriptación", que te permite encriptar toda la memoria del smartphone, será aún más seguro y más rápido.

3.- Reproducción más rápida de vídeos 4K

Esta nueva arquitectura permite una gestión inteligente de muchos comandos simultáneos. Esto es particularmente útil cuando se reproduce contenido de alta definición, puesto que estos procesos se ejecutan en paralelo. En entornos de 64 bits la reproducción de vídeos 4K es más suave que con procesadores más simples, debido a que pueden aprovechar mejor sus recursos. También es cierto que la grabación y la compresión en tiempo real de los vídeos es más fácil con procesadores de 64 bits.
4K
La reproducción de vídeos 4K va como la seda en arquitecturas de 64 bits. / © ANDROIDPIT

4.- Más detalles en los juegos

El punto tres también se aplica en juegos. El procesamiento de gráficos está optimizado para los cálculos en paralelo. Los nuevos procesadores serán capaces de elevar el concepto de juegos en móviles. Gracias a esto, los desarrolladores podrán añadir más detalles en los gráficos o más adversarios de IA, sin incurrir en retrasos no deseados. ¿Será esto el fin de la PSP, PS VIta o NDS? 

5.- Menos consumo de energía

Normalmente un mayor rendimiento conlleva a un mayor consumo de energía, pero gracias a una gestión de memoria optimizado, esta nueva tecnología reducirá el consumo de batería. En primer lugar, el tiempo de cálculo se reducirá, debido a que los procesos complejos se fragmentan y se calculan en paralelo. Por otro lado, el número de cargas se reduce de tal manera que las aplicaciones nunca quedarán aparcadas de forma permanente en la memoria RAM. Por lo tanto, la CPU y la memoria flash se irán a dormir durante más tiempo.

Conclusión

La transición a la arquitectura de 64 bits llega un poco tarde. La llegada de los 3 GB a smartphones de gama alta, como el LG G3 o el Note 3, demostraron que un mayor rendimiento podía llegar a los smartphones. Ahora todo esto forma parte del pasado y una nueva era está amaneciendo.
En cuanto al software, todo apunta a que ofrecerá una suave ejecución. Según pudimos conocer en las conferencias del Google I/O, para la mayoría de aplicaciones, la transición será indolora. Según InfoQ, el nuevo entorno de ejecución ART ofrece soporte nativo de 64 bits, y el 85% de las aplicaciones de Play Store se ejecutará inmediatamente sin problemas.

0 comentarios:

Publicar un comentario