sábado, 9 de marzo de 2013

SALUD// Como Quemar Las Grasas Localizadas

Adelgazar

Por fines estéticos, deportivos o de salud, quemar grasas es el objetivo de muchas personas. Hay dos claves en este asunto:

Pilar 1: alimentación
* Grasas: su exceso en la alimentación (a través de snacks, comida procesada, manteca, etc.) incrementa la grasa depositada en el organismo.
* Hidratos de carbono: comer mucho pan, pastas, arroz, entre otros alimentos, puede significar su almacenamiento como grasas si éstos no se utilizan como fuente de energía.
Es decir, si comemos más grasas y carbohidratos de los que necesitamos para afrontar nuestro gasto calórico, ambos nutrientes se almacenarán como reservas lipídicas del cuerpo. Por ello, debemos reducir la ingesta de ambos grupos de alimentos y provocar un balance calórico negativo que movilice las reservas para enfrentar el gasto de calorías diarias.

Pilar 2: ejercicio
Cuando hacemos actividad física necesitamos energía, y sus fuentes son los carbohidratos y las grasas. Para que comencemos a utilizar las grasas de reserva (que son las que sobran), deben darse diferentes condiciones:
•  Hacer más de 30 minutos de actividad. A partir de entonces, las reservas de glucógeno ya se han agotado y, por ende, se comienzan a usar las grasas. 
•  Regular la intensidad. Debe ser moderada (sin relajarse y sin exigirse demasiado) porque, de esa manera, se usan las grasas como combustible. 

Cómo quemar grasas sin perder músculos
*  Controlar la intensidad de la actividad mediante un pulsómetro que indique la frecuencia cardíaca.
*  Comer de manera adecuada. 
*  Complementar actividades aeróbicas que quemen calorías (caminata, bicicleta, baile, etc.), con entrenamiento de fuerza (máquinas, pesitas, etc.) que favorezca el desarrollo de masa muscular.
*  Controlar la duración y la intensidad del ejercicio para que sean las grasas el principal combustible que enfrente el gasto calórico de la actividad.

Importante: comer lo justo
*  Si ingerimos menos calorías que las que gastamos, las grasas no serán suficientes y los hidratos tampoco, por lo que el cuerpo puede recurrir a las estructuras proteicas y, así, perderemos músculo.
* Si comemos lo justo y nos ejercitamos, podremos usar las grasas y favorecer el crecimiento muscular. Así, lograremos beneficiar la salud, cuidar la forma física y lucir una figura excepcional.
Fuente:EntreMujeres

0 comentarios:

Publicar un comentario