jueves, 11 de septiembre de 2014

Harden termina rápido con las ilusiones de Lituania

Harden termina rápido con las ilusiones de Lituania

Estados Unidos
96
Lituania
68
Tampoco hubo sorpresa en semifinales. Estados Unidos arrolló a Lituania en el Palau Sant Jordi gracias a una gran segunda parte (96-68) y estará este fin de semana en Madrid para tratar de mantener su hegemonía mundial. La trayectoria de los americanos en Barcelona ha sido plácida, con guiones parecidos en los tres encuentros. Ante Lituania, igual que contra Eslovenia, fueron de menos a más hasta escaparse en el tercer cuarto de la mano de James Harden. [Directo Estados Unidos-Lituania]
Suerte tuvieron los bálticos de irse vivos al descanso (43-35) gracias a lavaliosa aportación de Mindaugas Kuzminskas (doce puntos y siete rebotes, cuatro de ellos en ataque). El alero de Unicaja evitó que su equipo pagara los efectos de sus doce pérdidas –el doble que Estados Unidos– y de su irreconocible uno de ocho en triples. Solo el sempiterno Darjus Lavrinovic fue capaz de anotar desde el perímetro. Sin embargo, los de Krzyzewski tampoco estuvieron muy finos. Tiraron diecisiete veces más a canasta que su rival, pero no lograron rentabilizar su insistencia. Harden y Rose, con cero de nueve en tiros de campo entre los dos, fueron el rostro del desacierto americano en los dos primeros cuartos. Por el contrario, Klay Thompson, que jugó más de lo habitual porque Curry se cargó rápido de faltas, firmó los catorce puntos que sirvieron para que Estados Unidos se fuera al descanso ocho arriba. Al exterior de Golden State le acompañó, cómo no, el siempre útil Kenneth Faried (siete puntos y cuatro rebotes).
La primera parte, pese a la ventaja de los NBA, fue muy discreta para las posibilidades de uno y otro equipo, así que el tercer cuarto arrancó con todas las de convertirse en el marco de un punto de inflexión. Y así fue. El partido se acabó con el 10-0 que Estados Unidos endosó a Lituania nada más regresar al parqué. Mención especial en este tramo para James Harden, que igual que contra Eslovenia en cuartos se dejó todo su arsenal para el tercer periodo. El barbudo de Houston, jugador de rachas donde los haya, firmó dieciséis puntos en diez minutos. Su tino, secundado de entrada por un Curry que volvió rápido al banquillo tras cometer la cuarta falta, contrastó con las dudas de Lituania en ataque, reflejadas sobre todo en una pobrísima actuación de su línea exterior. La sangría de pérdidas de los de Kazlauskas tampoco de detuvo, así que los americanos pusieron la directa a placer (33-14 en el tercer parcial).
A partir de ese momento, coser y cantar. Irving apareció para arreglar su estadística, Rose dejó algún detalle para compensar su negación con el tiro y Cousins confirmó, pese a sus malos modos, que es un perfecto refresco para Faried y Davis en la zona. Y muy importante. Si Estados Unidos volvió a arrasar fue también por una superioridad física que, traducida en defensa, dejó a Lituania con solo 33 puntos en los dos últimos cuartos. 53 anotaron los yanquis, finalistas a golpe de autoridad, en el mismo tiempo.

Ficha del partido

0 comentarios:

Publicar un comentario