viernes, 5 de junio de 2015

El lado oscuro de Google Fotos

Google Fotos es la bomba. Se trata de una app que permite almacenar una copia de seguridad de nuestras fotos con espacio ilimitado. No hay truco. La compañía comprime las imágenes y las sube a sus servidores. Y luego los usuarios pueden verlas en la aplicación, como si estuvieran revisando el carrete de sus teléfonos, y desde ahí descargarlas o compartirlas en redes sociales, mensajes o correo electrónico. Pero Google Fotos también tiene su lado oscuro.

Dentro de no mucho, Google sabrá el nombre de tus amigos. Y las emociones que estabas sintiendo cuando te hiciste una determinada foto. Y el contenido de las imágenes. Según Anil Sabharwal, jefe del proyecto Google Fotos, el equipo de desarrollo está ultimando los detalles para que el programa pueda llevar a cabo todas esas acciones.
Google FotosGoogle Fotos


La idea es que los usuarios puedan buscar ‘imágenes de gatos’ y les salgan los cientos de fotos que hicieron a mininos. O fotos alegres, y vean a sus amigos sonriendo. O también, fotos de Jorge, para ver todas aquellas protagonizadas por una persona que se llame así. Funciones revolucionarias y muy útiles, pero que también aportan una información valiosísima a Google.

La aplicación ya es capaz de organizar las imágenes automáticamente. Por ejemplo, si hemos visitado Grecia y hay muchas imágenes de esas vacaciones, nos avisará de que ha creado un ‘evento’ titulado ‘Unos días en Grecia’. Ésta es una estupenda forma de estructurar nuestros recuerdos, pero también es una forma muy útil para Google de conocer más datos sobre nosotros. Y esos datos son el precio que pagamos por usar este servicio.

Más datos = mucho más dinero para Google
Además de las imágenes, Google registra información como el lugar en donde hemos fotografiado, la fecha o el dispositivo en el que se han tomado. Por otro lado, sabe qué páginas web hemos visitado (por ejemplo, en teoría sería capaz de saber qué hoteles hemos mirado antes de hacer un viaje que luego hemos fotografiado). Al cruzar estas dos fuentes de datos, la gran G puede mejorar el perfil que tenga de nosotros, y por tanto ganará más dinero ofreciendo a los anunciantes un mejor servicio.

Según los términos y condiciones de los servicios de Google: “Utilizamos la información que recopilamos de todos nuestros servicios para proporcionarlos, mantenerlos, protegerlos y mejorarlos, para desarrollar otros nuevos y para proteger a Google y a nuestros usuarios. También utilizamos estos datos para ofrecerte contenido personalizado como, por ejemplo, resultados de búsqueda y anuncios más relevantes”.

La compañía con sede en Mountain View es muy clara y asegura que nunca compartirá información personal de sus usuarios con terceras empresas a menos que tenga el consentimiento expreso de ellos. Pero no hace falta hacerlo para ganar muchísimo dinero: Google no para de lucrarse con tan solo manejar esta información de manera interna. Y con Google Fotos va a tener un nuevo y enorme  yacimiento de ellos.

0 comentarios:

Publicar un comentario