martes, 2 de junio de 2015

Una mujer fue detenida por tener sexo muy ruidosamente


Se llama Gemma Wale, tiene 23 años y está presa por generar ruidos molestos a sus vecinos cuando tenía sexo.

Una de sus vecinas, llamada Ghazala Bibi, de 40 años, la denunció y las autoridades intervinieron. El Consejo de la ciudad de Birmingham tomó acciones legales y decidió que los gritos eran demasiado.

La jueza Emma Kelly determinó que la "conducta antisocial" de Wale, en violación expresa de las normas impuestas por la comunidad en el bloque de viviendas sociales donde habita, constituyen una "falta grave" y justifican su encarcelamiento por dos semanas.

Como agravante, la juez admitió también la denuncia por "alto nivel de ruidos" en las frecuentes discusiones con su novio, que acababan regularmente en sonoros perjurios y portazos.

[Via Minutouno]

0 comentarios:

Publicar un comentario