viernes, 4 de septiembre de 2020

Jennifer Lopez no es la cantante favorita de su hija

 Jennifer Lopez


A estas alturas de su carrera, Jennifer Lopez está más que acostumbrada a que la mayor parte de la gente, da igual que sean celebridades o no, se quede paralizada al encontrarse cara a cara con ella. Sin embargo, el pasado mes de marzo recibió una pequeña cura de humildad cuando acudió a uno de los conciertos de la joven cantante Billie Eilish, acompañada de su hija Emme.

En un principio, la diva del Bronx disfrutó al máximo de la experiencia, que sentía que estaba ayudándola a conectar con Emme, pero jamás pensó que ella fuese a reaccionar como lo hizo cuando las invitaron a pasar a saludar a la artista.

"Vi a mi hija perder literalmente los papeles", ha explicado durante la charla que ha mantenido con su prometido Alex Rodriguez para el podcast 'The Corp With A-Rod and Big Cat'.

"En cuando Billie entró en el camerino después de la actuación, Emme ahogó un grito y se tapó la cara. Me quedé mirándola sorprendida, porque no sabía qué le estaba pasando. Y entonces me di cuenta de que se había puesto literalmente a llorar porque ha adorado a esa chica desde que tenía ocho años. Por la razón que sea, se siente identificada y conecta con las letras de sus canciones y con lo que cuentan, y le encanta su estilo".

Afortunadamente, Billie se tomó toda la situación con mucha gracia: además de posar para varias fotos con Emme, se aseguró de tranquilizarla dándole un abrazo en el que incluyó también a Jennifer. Ver cómo su hija, que está acostumbrada a codearse con algunas de las estrellas más famosas del mundo, se emocionaba al conocer en persona a su ídolo ha conseguido que JLo reflexione sobre su propio efecto en sus admiradores y se recuerde a sí misma lo importante que es que siempre se muestre cercana con ellos.

"La verdad es que me ha hecho apreciar más lo que hago, y a mis fans, por lo que Billie hizo por mi hija", ha afirmado.

0 comentarios:

Publicar un comentario